Chaos vs. Thelema

Por Alistair Livingstone

Inspirado, sin duda tontamente, por una nueva luna y por los Obstáculos de la Jungla Psicodélica, he decidido entrar en el debate de Thelema vs Caos. Por supuesto es una tarea imposible, es sin duda por lo que me atrae.

Primeramente, ¿Qué es lo que distingue Thelema del Caos? En Starfire, Mick Staley intenta distinguir Thelema de la Crowleyanity. El sugiere que Thelema preexistía a la formulación de Crowley sobre ella. Esto inmediatamente causa problemas, ya que la mayoría de magos relacionan Crowley igual a Thelema. Pero si puede ser aceptado que hay algo que existe independientemente de los escritos de Crowley, entonces esto debe ser Thelema que va a ser contrastada con la Magia del Caos. El núcleo de esto, yo sugiero, es la Voluntad. ¿Es esta idea de la Voluntad de alguna manera opuesta al Caos?

¿Qué es el Caos entonces?

Para el propósito de este argumento interpretaré el Caos como sigue: el mundo conocido que experimento a diario tiene sus raíces en el Caos. Por eso cualquier intento de comprender el mundo a través de la razón tiene un límite, por otra parte subyace el Caos, un estado de existencia/no-existencia que no puede ser comprendido a través del ego racional. Sin embargo, a través de las técnicas del ritual, ese estado puede manifestarse en el mundo cotidiano, suspendiendo las leyes aceptadas del sentido común y permitiendo a la magia ocurrir.

Además, quizás como resultado de la práctica de la magia del Caos, la idea del Caos va lentamente entrando en la imaginación popular a través de la ciencia. Esto refuta la ciencia clásica, la cual se basa en la creencia que si la estructura del mundo físico pudiera ser suficientemente definida por una ecuación matemática, podría ser posible predecir el estado futuro de varios sistemas (el tiempo, por ejemplo) que configuran el mundo físico.

Sin embargo, ahora es admitido de mala gana que esto requeriría una precisión en la medición que es imposible de lograr. Los ingenieros hace ya tiempo que tuvieron que aceptar la incertidumbre de que todas las medición esta limitada por la exactitud del aparato de medición. La precisión absoluta es un objetivo imposible. Siempre hay un grado de incertidumbre, una inestabilidad, y centrando la Voluntad en estos puntos, el mago puede ejercer una influencia sobre el Mundo en este nivel, lo cual cuando ocurre, puede producir el resultado deseado.

En la medida en la que el Caos es una forma de magia, por ejemplo, busca ejercer una influencia sobre el mundo de la consciencia cotidiana, debe envolver la Voluntad. De lo contrario estaría más cerca a una forma de misticismo, que es el intento de ir con la corriente del mundo de la experiencia sin buscar influenciar la dirección de la corriente. En esta forma, el Caos está más cercano a una forma de orden más alto, esto es que la aleatoriedad aparente o la probabilidad de eventos de experimentar una experiencia son de hecho el resultado de una alguna existencia más grande que el de la persona. Y eso desconectando los deseos del propio ego, uno puede experimentar una mayor existencia, interpretando los bloqueos y los golpes de la existencia diaria con un estimulo para el desarrollo de una consciencia estoica, la cual permitirá eventualmente a la personalidad nadar libremente como un pez en el río del Tao, o Caos.

La idea en lo que esto se basa es que tiende a ser el ermitaño, el hechicero del bosque del hinduismo, el adepto solitario de la Alta Magia. Sin duda si fuese posible en este tiempo presente, uno podría experimentar tal existencia si pudiese eliminar la personalidad del resto de la existencia humana. Pero ese modelo ya no es valido, desde que el crecimiento de la consciencia humana es tal que no hay un yermo salvaje perdido en el cual acometer tal misión. Estamos forzados a luchar con los resultados de los deseos humanos por el conocimiento, el poder, el control y la seguridad.

Quizás esta sea la diferencia crucial entre la magia del Caos y Thelema. Thelema, como fue desarrollada por Crowley dentro de una manera adecuada para el siglo 20, contiene una enorme herencia de experiencia y practica que llega atrás a través de la Golden Dawn a través del hermetismo de Egipto y Sumeria, que a su vez se basó en las creencias de nuestros antepasados que lucharon para crear modelos del mundo, de las cosmologías y de los mitos de la creación en los que dan sentido a su existencia en el mundo.

La tarea de Crowley, como había sido la de Mathers y Eliphas Levi antes que el, era sintetizar este vasto cuerpo de conocimiento consciente/inconsciente y representarlo de una manera entendible por al menos unos cuantos de sus contemporáneos. Parcialmente es una cuestión del lenguaje. Desafortunadamente el lenguaje de la magia estaba limitado por la dominación Judeo-Cristiana por una parte y por la Razón por otra. Nuestro lenguaje cotidiano deriva de nuestra percepción de un mundo hecho por objetos distinguibles, y por la facultad de la visión principalmente. Pero tan pronto como nos movemos dentro de la esfera más subjetiva de la magia, los problemas crecen. ¿Hasta que punto compartimos la misma realidad mágica y usamos palabras como la Voluntad de la misma manera? El problema no se limita a la magia. Durante un tiempo he trabajado en el control de calidad del London Rubber. Periódicamente tenia que comparar mi trabajo con otros para confirmar que todos estábamos aplicando la misma manera, que yo no estaba rechazando los preservativos que otra persona estaba pasando. En ciencia la teoría es que el trabajo de una persona es analizada críticamente por su grupo de iguales. La dificultad es que tan pronto como la creatividad entra en escena, tiende a perturbar el proceso. La prueba de cualquier forma de magia debería ser: ¿Funciona? Pero, ¿como esto puede ser juzgado?, ya que los resultados de un ritual pueden no manifestarse durante algún tiempo. En los años ochenta, mucho trabajo se realizo para detener la expansión del armamento nuclear. Pero es únicamente ahora, cuando se producen profundos cambios en la Europa Oriental, que esto puede considerarse un éxito. Y los cambios todavía se pueden perder por una falta de imaginación y la dificultad de desafiar los complejos industriales-militares parasitarios de tanto Oriente como Occidente.

Thelema puede cargar con la terminología arcaica heredada a través de Crowley de la Golden Dawn, pero en su corazón se encuentra un detector de mierda crucial. He encontrado que la cuestión ¿Cuál es tu Voluntad? dirigido a cualquier grupo o individuo que afirma estar deseando cambiar es un reto muy efectivo. Lo que es inquietante, sin embargo, es el descubrimiento que en la mayoría de los casos evoca sólo silencio, o en el mejor de ellos una serie de evasivas.

Esta me parece la crítica más dañina de Thelema, que no ha logrado cruzar la frontera desde la magia dentro de la piscina de diversas creencias alternativas que buscan reformar la sociedad. Esto no es una cuestión de interés meramente académico, como las cuestiones Verdes surgen y parecen dominar la próxima década, lo espiritual, que es neo-pagano, las estructuras de creencias de que la Consciencia Verde también van a ejercer una influencia cada vez mayor. Todavía podemos descubrir que el futuro, como predijo los Dead Kennedy, será Califoria Über Alles.

¿Puede la Magia del Caos tener éxito donde Thelema no lo ha tenido (todavía)? Lo dudo, ya que la reacción a ambos por el tipo de medio alternativo (por no hablar de Joe Normal) es que es demasiado oscura. La misma palabra Caos tiende a ser etiquetada con anarquía y evoca visiones de pesadilla de locos hacheros corriendo salvajemente por la calle. Por supuesto, para algunos esto puede ser muy interesante, cualquier cosa tan mala debe ser buena.

No, de alguna manera tenemos que conseguir la tarea Sysphean de la aplicación de la noción de la Voluntad como navaja de Occam a la rápida multiplicidad de las entidades dualistas del des(conocimiento) de la Nueva Era. En términos prácticos entiendo que esto significa dirigir nuestra Voluntad en y con el creciente movimiento Verde, de modo que en lugar de desaparecer dentro de la niebla de buenas intenciones, se hace una critica real y querida de la cultura consumista. Así como el marxismo no logro sus deseos, ya que la clase obrera ya había sido movilizada por los capitalistas, por lo que la magia falla debido a que las energías de las masas inconscientes ya han sido aprovechadas por la publicidad, a través de los medios de comunicación.

La energía dirigiéndose hacia el cambio de consciencia (evolución) ha sido subvertida por la cultura consumista dentro del deseo de poseer una corriente interminable de cadenas de vidrio y algodón barato, o en nuestro caso, los hornos microondas y cepillos de visón de belly-button. El impulso conjunto de la publicidad sobrepasa nuestros circuitos lógicos y accede directamente a nuestro deseo de prestigio y seguridad. No compramos el producto, compramos el sueño, Maya la ilusión del éxito. Es, por mucho que protestemos, una forma de magia. Puedo ser un pobre ilegal en una ciudad de chabolas del tercer mundo, pero si puedo comprar una botella de Coca Cola, creo que poseo todo el sueño del millonario más rico de Estados Unidos. Puedo poseer un Trabant de Alemania oriental, pero con cruzar el (ex) abismo del Muro yo me convierto en un potencial poseedor de Porsche.

Pero si nos fijamos en los que ya poseen ese tipo de sueños, ¿de que te das cuenta? Que es como en California, estas mismas personas que recurren a la mierda más ridícula de la Nueva Era a fin de satisfacer su anhelo de algo más, para llenar el vacío infinito de dolor que les araña y roe como pesadillas de Charles Manson fuera de los muros de sus mansiones de Bervely Hills.

Pero por supuesto, la última cosa que ellos quieren oír es la verdad. Mejor crear una multimillonaria industria de la Nueva Era antes que aceptar que dentro de las mansiones más ricas se encuentra la realidad del Caos, de ese Vacío que gira alrededor de los mismos velos de Maya, la danza de la ilusión, en el que uno es igualmente un mendigo hambriento y una voluptuosa estrella de cine. ¿Cuál es tu Voluntad?

Por supuesto que estoy un poco perjudicado por todo lo que solía cantar junto con Bowie en Ziggy Stardust (Podría hacer algo valioso como estrella de rock n rol) Elegí la magia como un camino. A través de las experiencias más bellas y más aterradoras he llegado a comprender la condición humana como un aspecto de una consciencia continua. Para mí, todo el universo es una entidad viva en el que puedo interactuar en los fugaces flujos energéticos que inspiran mi conciencia. Tanto racional como poéticamente percibo mi cerebro, mi cuerpo como parte de la esencia misma del universo y no distinguible de ella (por ejemplo Nuit). Para mí, la condición humana es en parte tragedia, en parte farsa. Somos simios semi-inteligentes que han sido impulsados por fugaces imágenes de lo que podría ser, para crear este mundo, nuestra realidad. Pero en nuestra ignorancia, confundimos la visión con el conjunto, el ego con el Yo. Nos esforzamos en crear y ordenar un caos, y entonces reconocemos en el caos una forma superior de orden.

El conocimiento es poder, el poder es control, el control es seguridad. ¡Genial! Pero el conocimiento es también placer, un placer mas intenso que alguno creado por la seguridad. La seguridad es esterilidad, la esterilidad es muerte. Pedimos de boquilla evolucionar, pero no podemos aceptar que la evolución implica cambio, y el cambio elimina la seguridad. ¿Qué haremos?

Si nuestra voluntad es la seguridad, estabilidad, entonces eso tendremos, como tantos fósiles. Para abrazar el Caos (Thelema) hay que renunciar a tales falsos dioses y aceptar que nuestras acciones como magos cambiaran no solo a nosotros mismos, sino a todo nuestro mundo. En la medida que tanto el Caos como Thelema son caminos validos, ellos van a cambiarnos. Aferrarse a una identidad, tanto agradable como satisfactoria, es un rechazo de la magia. La Magia es Cambio, el único factor constante en el desarrollo del orden/caos implícito del universo.

Junto con Thelema y el Caos, también practico la magia de Maat. Para los Egipcios Maat era el orden correcto del universo. El contraste entre el familiar concepto Hindú del karma, que trata de nuestra existencia humana y el menos familiar concepto de Rta, que trata de nuestros aspectos como formas de la consciencia universal.

La magia se separo de la ciencia hace 300 años. La ciencia trata de descubrir la mano de dios en el mundo natural, la magia trata de convertirse en el igual de los dioses. Ahora somos testigos de la superposición de ambos caminos. Ya no somos la creación de algún dios distante, sino los productos naturales del universo. Hemos evolucionado a partir de un puñado de productos químicos orgánicos. Ahora tenemos la habilidad, a través de la replicación del ADN de evolucionarnos a nosotros mismos. Tenemos, literalmente, los poderes de un dios. Lo que nos falta, y lo que la magia trata de proporcionar, es la inteligencia para usar (o rechazar) tal poder. La manera de conseguirlo es hacer la pregunta: ¿Cual es nuestra Voluntad? ¿Esta en nuestros genes nuestra fuerza de motivación, o hay algo mas que yo llamo consciencia? Esta consciencia tiene que estar implícita en la estructura del universo, y ha sido revelada como tal por la física quántica, por difícil que esta realización pueda ser para nosotros. Puede ser imposible/innegable, y por tanto no científica, pero sugiero que nuestra llamada consciencia es un fenómeno quántico.

Esto es lo que Crowley experimentó como la interacción de Nuit y Hadit en el Libro de la Ley. también es la raíz del Caos. Por eso Thelema y el Caos no son sino diferentes aspectos de una única (múltiple) experiencia, expresada en las lenguas correspondientes a sus diferentes momentos y ambientes.

Solo que no pueden expresar completamente la complejidad de estas posibilidades, y sin embargo, debemos cada uno de tratar de hacerlo. Solo por su inclusión en el corazón de nuestra experiencia de estar en el mundo, podremos crear una sociedad que sobrevivirá en lugar de perecer en sus inconscientes contracciones. No somos mas que simios desnudos, pero somos simios con los cerebros los suficientemente complejos para al menos vislumbrar la posibilidad de ser mas de lo que somos y convertirnos en Homo Veritas, que es el verdadero humano al fin y al cabo.

Tal y como somos, no podemos conocer plenamente que esto sea cierto, solo con nuestra imaginación podemos vislumbrar el potencial implícito. Es mi Voluntad lograrlo, es por ello que escribo estas palabras, para que contacten y estimulen aquellos que las lean. Que así sea.

Al releer lo anterior, siento la necesidad de ampliar el argumento de alguna manera. Después de haber realizado mi camino a través de un ensayo antropológico sobre la nacionalidad y el estado, se me ocurrió que los recientes acontecimientos en el este de Europa han tenido algunas consecuencias. La totalidad de la cortina de hierro, era permitir al Este desarrollar su sistema económico alternativo, tal y como expuso Marx. Lo que esta sucediendo ahora es la incorporación de ese sistema económico dentro de la economía global, lo que implica el fracaso del marxismo. Este fracaso deja un vacío de poder. La mayoría de las críticas de la estructura de poder Occidentales han llegado desde el marxismo. Pero si ahora se ve que han fracasado, existe la posibilidad que surja una critica más potente.

¿Donde vamos a encontrar esa critica? En la Magia. Por supuesto esto requiere que los magos adopten un enfoque más riguroso e intelectual a sus creencias, pero seguramente es ese el tema sobre el Caos/Thelema, con cada uno argumentando al otro que se engaña en cuanto a la verdadera forma de magia. Lo que estoy sugiriendo es que los magos deben empezar a tomar en serio como la magia dirigida (Voluntad) lleva al cambio. Mas que como un sistema de creencias escapistas y parasitarias en el éxito económico del capitalismo. Para practicar la magia sin duda debemos creer que vivimos en un universo mágico, en vez de uno estrictamente económico. Cuanto más efectiva sea nuestra magia entonces si se podría reemplazar el sistema de creencias de la sociedad económica con la de una sociedad arraigada en la concepción mágica de la realidad.

Tal es la manzana con la que te tiento. ¿Te atreves a probar la fruta prohibida?

Tomado de ZONA DE CAOS

Anuncios

~ por Naxas Narat en enero 21, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: