Retorno del Prior

Vino para rastrear en excelsa romería
esteros dóciles y febriles enterrados bajo la piel
Lo intimado atrás vivido en el desierto titánico
con la sangre en las manos.

Atrás dejo la ciudad de veneno y banquetes funerales.
Se vistió con su nimbo y su túnica y atravesó las eras de la vida:
Pre-diluvianas, monte santas, científicas y post-alienígenas.

Lo encontré por casualidad en mi laboratorio
mientras mezclaba conjuros en el fondo de una probeta
alterada en tiempo y espacio
y ligada a el espejo líquido de mi tinta.

Luego substraje de ese elíseo exiguo y espeso
la cima encendida de sus ojos
y pude extirpar de su cerebro
los efectos que hoy delinean mi alma sobre comarcas de palabras.

Por: Naxas Narat

eyechipsm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: