Maestro(a)

En estos tiempos no basta con cuidarse solamente de los falsos profetas.
También hay que cuidarse de LAS falsas profetisas.

Aplaudo tu creencia
sigo tus pasos
e incorporo a mi vida tus palabras.
Entiendo cuando dices que el letargo viene por varios de conciencia
que el oro se consigue extendiendo redes transmutadas
que no se debe obligar a un árbol a libar por encima de las nubes
y que el campo es la leyenda de estos días.

Te creo cuando dices que ves muy encerrada mi visión
¿Y cómo no?
si estoy acostumbrado a ver en cubos
a percibir la sombra entre líneas
Muerta en cerrojos.
O cuando objetas por verme prisionero de mi propia doctrina.
Por no saber encender la quintaesencia y acelerar el artilugio
la onda que me impulse.

Para ti por el contrario es muy claro…
Todo está en repujar la premura
y apremiar el objeto
en ruedo
simple ensoñación…

Sabes acobijar cada momento.
Pero ya mañana partiré
y seguiré a la próxima vereda
en busca de un nuevo paradigma.

Por. Naxas Narat

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: