Aleister Crowley: Poemas

EL PENSADOR

¡Ciega agonía del pensamiento! Quien brinda su pluma,
su pincel o su lira al Arte puede comprender en éste
el símbolo de su batalla en contra y a favor
de los hombres, el retrato del atormentado deleite
de su necesidad; se sienta próximo a él
el consumado del pensamiento mágico.
Rodeado por su propio abrazo se sienta; ¡rastrean
los sabuesos invisibles el dolor sobre las hendiduras!
Pronto, pronto estarán sobre él; pronto, los colmillos del odio,
¡los afilados dientes del infinito sobre él!
¿Podrá el amor, o la gloria, o la riqueza, abolir esos tormentos?
¿Qué sirena de voz y pecho dulces podrá conquistarle?
¡Ninguna, estad seguros! Con sereno espanto
el pensador formula la ley eterna.

 

SÓCRATES (EL HOMBRE DE LA NARIZ ROTA)

Perfecta belleza labrada de deformidad,
oh filósofo de la nariz rota, la tuya.
Así como los diamantes, más profundos en el limo azul,
así es el secreto de tu sólida fortuna
resplandor daimónico más allá de moda e importancia
de rasgo atormentado; el espíritu de la virtud relumbra,
el genio y la sabiduría de la divina fuerza
que insufla tu rostro; ¡esplendor!, nada menos.
 
¡Ay! Beberás la cicuta, sufrirás
y morirás por respeto a ti mismo, ¡por amor a los demás!
¿Son hoy los hombres hermanos inseparables?
¿Es mi vida más plácida que la de los griegos?
Los griegos, al menos, me ayudarán en mi arte.
¡Crucificad a Crowley! ¡No, mis amigos!, la pócima.

 

BALZAC

Gigantesco, oscurecido por los misterios del hierro,
embozado, Balzac álzase y mira. El desdén inmenso,
el silencio egipcio, el poder del dolor,
la carcajada de Gargantúa, agitan o acallan la ígnea
estatura del Maestro, vívida. A lo lejos, aterrado,
el aire ensordecedor estremece la piel. En vano
el Maestro de «La Comedia Humana»
oscurece sus profundos ojos, genio iluminado.
 
Epitalamios, canciones de cuna y epitafios
están escritos en el misterio de sus labios.
La triste sabiduría, la insolente ignominia y la agonía sublime
yacen en los pliegues mortuorios de la capa, escarpadas montañas;
y la piedad se oculta en el corazón. El torvo saber estrecha
a la humanidad esencial. Balzac álzase, y ríe.

Anuncios

~ por Naxas Narat en julio 3, 2009.

3 comentarios to “Aleister Crowley: Poemas”

  1. crowley, inmortal alma desoladora,
    con la oscuridad escondida entre los labios,
    durme en la tierra… descanza,sueña
    y escribe

    Me gusta

  2. muchísimas gracias por acercarme a Crowlie desde la Poesía. Y entender un poco más el misterio de los poetas

    Me gusta

  3. mi TO MEGA THERION; siempre seguiras teniendo un gran inpacto en mi.simmpre seguire tus enseñansas y filosofia,aunque los oscuros pensamientos mortales critiquen el verdadero pensar y ley.
    yo traspasare la gran puerta y al final vere el color purpura.asta pronto mi
    querido maestro

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: